miércoles, 25 de marzo de 2015

Tantas horas esperando a que pasará y basto un segundo para que no fuera nada. Las ilusiones se hundieron como barcos de papel en el agua y los sueños se disiparon con el batir de unas alas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario